Un hombre aterrizó ileso sin abrir su paracaídas

Es una de las hazañas más trabajadas en cuanto a deportes extremos se refiere.

 Desde que en el paracaidismo se inventó la modalidad de ‘traje con alas’, una vestimenta que tiene unas membranas de tela que, al momento del salto desde un avión, helicóptero o superficie fija, funcionan como alas y le permiten a la persona planear y avanzar en caída libre largas distancias, a diferencia del paracaidismo convencional.

El primer ser humano en lograr esta hazaña se llama Gary Connery, un paracaidista inglés que al  saltar desde un helicóptero a 2.500 pies de altura  y tras la caída libre llegó a tierra sin abrir su paracaídas, impactando contra una montaña de cajas de cartón en Londres, Inglaterra. De ese golpe, salió ileso.

Paracaidismo de competencia Estilo y Precisión

El mas antiguo tipo de competencia en el paracaidismo consiste en dos disciplinas diferentes, el Estilo que es en caída libre y la Precisión que es en campana. Son pruebas individuales pero la precisión también puede ser en equipo. Las competencias tienen secciones diferentes para hombres y mujeres, pero algunas mujeres tienen resultados mucho mejores que los hombres.

El estilo es una disciplina complicada que requiere mucha rapidez y exactitud. Los paracaidistas saltan a 2.100 metros y efectúan giros de 360 grados ala izquierda y derecha seguidos por un loop atrás antes de repetir la secuencia. Se compite contra-reloj con penalización por una desviación de tan solo 5 grados. Los profesionales consiguen hacer estas series en menos de 6 segundos, más o menos un segundo por maniobra

La prueba de precisión es un evento que puede ser individual o en equipo. Un equipo es conformado por cinco miembros y los mejores cuatro resultados son los que cuentan. Los cinco saltan consecutivamente, a una distancia de 3.500 pies de altura  y los cinco deben de aterrizar en el mismo blanco. Por eso tienen que trabajar en equipo para no incomodar  el aterrizaje de los otros.

Saltar de un avion es 100% adrenalina

Saltar de un avión con un paracaídas puede que para muchos suene loco y atrevido, y lo es, pero es una experiencia es inexplicable, es lo más emocionante en el mundo entero, la adrenalina se sube al cien por ciento, no hay palabras para describir el paisaje que desde allá se puede apreciar, es una experiencia que nunca olvidaras, se la contaras a tus hijos, nietos y tataranietos, y seguro ellos se animaran también a saltar. Saltar en paracaídas es una excelente opción para darla como regalo, ya sea de bodas, de cumpleaños, o de día del padre, seguro a el le va  a encantar esta experiencia. Anímense a saltar y verán lo divertido y emocionante que es.

RECOMENDACIONES A LA HORA DE VOLAR

Zapatos cómodos de amarrar, preferiblemente botas.

Ropa abrigada, guantes, gorro, etc; Esto si el vuelo es en clima frio.

Ten en cuenta que esta actividad depende 100% del clima, por eso mismo debes disponer de suficiente tiempo para realizarla, aveces necesitaras mucha paciencia… y otras veces no. En todo caso no puede faltar el bloqueador solar,no queremos que aterrices como un carbon. No olvides tener a mano tu documento de identidad y carnet del seguro, ah… y mucha energia.

CHIPAQUE…

Al

 

Voladero se llega por la antigua via a Villavicencio, a solo 20 minutos de Bogota, excelente voladero dinamico, 3200m sobre el nivel del mar y un desnivel de mas de 700m al pueblito de Chipaque

USME…

Con suerte remontando este voladero tendremos una vista panoramica de Bogota y la represa La Regadera, el despegue se realiza a 3400m de altura, la via al sitio de vuelo es destapada.

TOMINE…

Al norte de Bogota, via-Tunja encontramos el pueblito de Sopo, de alli a 15min un voladero fenomenal, con vista al embalse de Tomine.

La PAPEA gana en casa

La unidad se adjudica la prueba de vuelo en formación de los Campeonatos Militares de Paracaidismo
La Patrulla Acrobática Paracaidista del Ejército del Aire (PAPEA) se adjudicó ayer la prueba de vuelo en formación durante la celebración de la VL edición del Campeonato Nacional de Paracaidismo Militar Interejércitos, que acoge durante estos días la base aérea de Alcantarilla. El primer equipo de la PAPEA -participa con tres en el campeonato- ha logrado el galardón después de una accidentada jornada que obligó a iniciar los saltos con casi dos horas de retraso debido al fuerte viento reinante en la zona de salto.
En los campeonatos, que la base alcantarillera ha acogido ya en 35 ocasiones, participan una decena de equipos militares españoles, que componen medio centenar de efectivos. La representación de unidades ‘murcianas’ la completan dos escuadras de la Escuela Militar de Paracaidismo Méndez Parada, otras dos del Escuadrón de Zapadores Paracaidistas -ambos basados en Alcantarilla- y uno de la Brigada Paracaidista, que tiene a una de sus banderas acantonada en Santa Bárbara, Javalí Nuevo. Además, participan también equipos de la Academia de Infantería (Toledo) y el Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (Zaragoza).
El campeonato termina hoy con la celebración de las pruebas finales de precisión, en la que los paracaidistas deben ‘hacer cero’ impactando en un disco metálico con apenas el diámetro de una moneda de dos euros tras saltar desde 1.500 metros.

Estudian medidas para frenar el aumento de accidentes deportivos en Montserrat

En lo que va de año los bomberos ya han realizado 14 rescates en Montserrat | Casi medio millón de personas visitan al año Montserrat para practicar deporte

La montaña de Montserrat recibió un total de 2.278.785 de visitantes durante el 2011. Dichas visitas van más allá del turismo religioso. El parque natural de la montaña es cada vez más utilizado por deportistas que usan el singular paraje para practicar deportes, desde las populares caminatas hasta la escalada, las vías ferradas e incluso paracaidismo en la modalidad de salto base, es decir, saltando desde lo alto de una cima en vez de un avión. Precisamente esta actividad deportiva se saldó con una persona muerta el pasado 26 de febrero.

Durante el pasado año visitaron el Parque Natural de Montserrat 482.764 personas, un 8’76% más que el año anterior. El aumento de actividad deportiva en el macizo también ha hecho aumentar el número de rescates que los Bomberos de la Generalitat de Catalunya deben atender anualmente en Montserrat. Si en el año 2010 realizaron 43 salidas, en el año 2011 el número de rescates aumentó a 51. En lo que va de año 2012 ya se han contabilizado 14 salidas.

Grupo de trabajo para mejorar la seguridad
Esta situación ha motivado la creación de un grupo de trabajo del que forman parte el Patronato de la Montaña de Montserrat, los bomberos de la Generalitat de Catalunya y la Federación de Entidades Excursionistas de Catalunya (FEEC). El grupo de trabajo tiene un único objetivo, “mejorar la seguridad”, afirman portavoces de los Bomberos.

El Patronato de la Montaña de Montserrat recuerda que el perfil de los visitantes que se acercan a la montaña para hacer deporte “es de muy diversa tipología y con una gran variedad de nivel técnico y formativo”. Es por este motivo que las medidas en las que se empezará a trabajar incidirán en aspectos “informativos y divulgativos”, según los bomberos. La prueba piloto se realizará en la zona conocida como ‘El joc de l’Oca’, un itinerario muy utilizado, según informa el Patronato.

Preparación de una web
Después de las primeras reuniones del grupo de trabajo y a falta de concretar las acciones que se llevarán a cabo, ya se tienen claras algunas de las medidas que se van a tomar, como la creación de una página web con consejos al estilo de la que ya se ha puesto en marcha para reducir los accidentes en la montaña del Pedraforca, en el Berguedà.

En la promoción de las medidas de seguridad jugará un papel importante la FEEC, como ya ha pasado en otros planes similares como el que se ha activado en la zona del Alt Berguedà y del Cadí. Es por este motivo que la Federación firmó un convenio con el patronato para trabajar en este sentido. El convenio permitirá “fomentar y difundir la práctica de la escalada bajo criterios de seguridad y respeto por el medio ambiente”, según afirman desde el patronato de la montaña. Es por este motivo que se promoverá un proyecto de equipamiento de un área de formación y de interpretación de la escalada en la aguja conocida con el nombre de Miranda de Sant Joan.

Valcárcel ‘pasa revista’ a las tropas en la Base Aérea de Alcantarilla

El presidente de la Comunidad, Ramón Luis Valcárcel, elogió hoy “el alto grado de preparación y la profesionalidad” del personal militar que presta servicio en las distintas unidades ubicadas en la Base Aérea de Alcantarilla, durante una visita a las instalaciones en la que estuvo acompañado por el coronel jefe de la base y por el director de la Escuela Militar de Paracaidismo ‘Méndez Parada’, Alberto Gallego Gordon.
Valcárcel resaltó el gran potencial de futuro que tiene la Base Aérea de Alcantarilla, con su Escuela de Paracaidismo, en la cual hay una importante presencia de unidades de ejércitos de otros países que vienen a formarse por la calidad de los instructores y de sus instalaciones, lo que, según dijo Valcárcel, “la convierten en la mejor de toda Europa”.
Asimismo, subrayó que, aunque la misión principal del ejército es la defensa de los españoles, es muy importante destacar también la gran cantidad de proyectos que desarrolla en la relación ejército-sociedad, abriendo estas instalaciones también a la sociedad civil.
La Base Aérea de Alcantarilla, considerada la cuna del paracaidismo militar y cuya construcción en su actual ubicación data de 1947, depende orgánicamente del Mando Aéreo General del Ejército del Aire. En su interior se ubican dos unidades: la Escuela Militar de Paracaidismo ‘Méndez Parada’, dependiente del Mando de Personal, y el Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (Ezapac), del Mando Aéreo de Combate.
La Escuela Militar de Paracaidismo está integrada, entre otras unidades, por el 721 Escuadrón de Fuerzas Aéreas, equipado con aviones CASA C-212 Aviocar de construcción nacional, y por la Patrulla Acrobática Paracaidista del Ejército del Aire (Papea).
Desde 2002, la Base Aérea de Alcantarilla alberga también el destacamento aéreo que el Servicio Aéreo de la Guardia Civil establece con carácter permanente, HUEL-33, así como las instalaciones construidas para el destacamento de helicópteros de Protección Civil de la Dirección General de Emergencias de la Comunidad Autónoma.
En lo referente a la enseñanza y práctica del paracaidismo militar, la Base Aérea de Alcantarilla dispone de unas instalaciones que se encuentran entre las más avanzadas del mundo, integradas por una torre de lanzamiento y un simulador de descenso para apertura automática, inaugurados en el año 2005, que permiten la instrucción para tropas paracaidistas sin necesidad de medios aéreos.
Parasim y túnel de viento
Desde 2007, también presta servicio un avanzado sistema de enseñanza y práctica del paracaidismo militar en la modalidad de apertura manual que consta de dos elementos: el simulador virtual de paracaidismo (Parasim) y el simulador de caída libre en forma de túnel de viento.
El Parasim, permite recrear, mediante realidad virtual, el vuelo en diversos escenarios con un paracaídas, ya sea plano o redondo, desde la misma salida del avión hasta la toma de tierra, incluyendo todo tipo de emergencias o incidencias, pudiendo ser utilizado por nueve paracaidistas al mismo tiempo.
El túnel de viento, con capacidad para cuatro saltadores de manera simultánea, recrea la caída libre en idénticas condiciones a la de los saltos desde un avión, permitiendo así practicar las maniobras que, posteriormente, se llevarán a cabo en el aire.
Su utilización ha propiciado la reducción en la duración de los cursos, con un ahorro económico importante y una mejora considerable en el control y seguridad en la caída libre, así como no tener que depender de restricciones o demoras impuestas por la disponibilidad de aeronaves o los factores meteorológicos.
La más moderna incorporación a la base es el Simulador de Control Aéreo Avanzado (Simfac), desarrollado por la multinacional española Indra y único de este tipo que existe en España.
Gracias a la realidad virtual, recrea prácticamente cualquier ambiente de combate y en diferentes condiciones meteorológicas en una pantalla cóncava de más de cinco metros de altura y un ángulo de 180 grados, lo que permite un gran realismo en los ejercicios.
Permite, además, replicar las funciones de FAC (controlador aéreo avanzado) y OFA (observador avanzado de Artillería/Morteros) para entrenar a pilotos del Ejército del Aire en tareas de coordinación de las misiones de apoyo aéreo y artillero a las fuerzas terrestres.
Exhibición de la Papea
Valcárcel también visitó al personal del Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (Ezapac) y conoció los medios de los que dispone. Se trata de la primera fuerza de operaciones especiales fundada en el ámbito de la Fuerza Aérea Española, cuyos integrantes han participado en los despliegues en el exterior de las Fuerzas Armadas, como en el caso de Bosnia-Herzegovina, Yibuti, Ruanda o, más recientemente, Afganistán.
La principal misión de esta unidad consiste en llevar a cabo operaciones aéreas especiales y apoyar las operaciones de las unidades aéreas propias y de otras fuerzas aéreas pertenecientes o asignadas a la OTAN, además de participar en el rescate, evacuación y escape de tripulaciones aéreas derribadas en zona de combate y la realización de funciones de controlador aéreo avanzado en operaciones especiales.
El presidente de la Comunidad presenció también una exhibición a cargo de la Patrulla Acrobática Paracaidista del Ejército del Aire, unidad creada en 1978 e integrada sólo por personal voluntario, que consta actualmente de once hombres y seis mujeres.
Valcárcel visitó el monumento al avión Junkers Ju 52, modelo de origen alemán construido también en gran número en España bajo licencia, y que, desde la apertura de la base en 1947 hasta la retirada de sus últimos ejemplares en 1975, ejerció como auténtico ‘caballo de batalla’ del 721 Escuadrón y de sus predecesores en tareas de instrucción y transporte.
Antes de abandonar las instalaciones, el presidente Valcárcel firmó en el Libro de Honor de la base y felicitó a las unidades, cuyos efectivos han participado estos últimos años en misiones de paz en el exterior, por “su sacrificio y su decisiva contribución a esa gran victoria que es salvar vidas”.

Paracaidismo espectacular

El torneo Apertura de Paracaidismo resultó exitoso y contó con el respaldo del público que en buen número se ubicó en las graderías del Club Hípico Nacional para observar el desenvolvimiento de los participantes.

Se cumplieron en total 3 lanzamientos, con la participación de 12 paracaidistas que mostraron grandes condiciones para el salto desde el avión a una altura de 5.000 pies, según explicaron los organizadores del certamen.

Los aficionados observaron detenidamente el desenvolvimiento de los deportistas que en algunos casos mostraron gran capacidad para dirigir su paracaidas, llegando con precisión en el punto establecido por los organizadores, en este caso la Asociación Departamental de Paracaidismo.

Entre los espectadores se pudo observar la presencia de familias enteras, donde los niños especialmente, disfrutaron con los saltos de los paracaidistas que se lanzaron en grupos de cuatro deportistas en tres oportunidades.

Pedro Delgadillo presidente de la Asociación informó que ésta es la primera fecha de saltos que se repetirá permanentemente, toda vez que ahora se tiene un compromiso de mutua ayuda con el Centro de Instrucción de Tropas Especiales (CITE), que se dedica a instruir a los conscriptos para saltos con paracaidas.

Adelantó que se tiene en mente crear escuelas para personas interesadas que deseen incursionar en esta disciplina riesgosa pero atractiva especialmente para los aficionados que gustan de observar saltos de los paracaidistas.

Para esta gestión se tiene además un festival con motivo de celebrar los aniversarios tanto del CITE como de la Asociación.

Las actividades durante el año serán mucho más frecuentes, porque se quiere recuperar el terreno perdido, puesto que anteriormente los paracaidistas cochabambinos ocupaban permanentemente los primeros lugares a nivel nacional.

“El convenio que tenemos con el CITE, es muy importante, porque nos permitirá tener mayor número de deportistas para los concursos que organizaremos en forma coordinada”, afirmó el presidente de la Asociación de Paracaidismo de Cochabamba.

El tiempo también acompañó para el espectáculo, ya que se tuvo un cielo completamente despejado, sin viento, que ayudó a los deportistas a cumplir adecuadamente durante las caídas y llegar al punto fijado, obteniendo el aplauso de los asistentes que presenciaron un lindo espectáculo.

Paracaidista colombiano, tras tres récords Guinness

 

Jhonathan Flórez se pone serio cuando lo califican de loco por el hecho de dedicarle su vida al paracaidismo. “Loco el que no es capaz de hacer lo que le llena el alma”, responde con vehemencia antes de explicar que lleva cerca de 2.300 saltos y nunca ha sufrido fracturas, “por ahí un par de raspones por caer mal”, dice. “Si se cumple con todos los protocolos, este es un deporte muy seguro”, agrega el antioqueño de 29 años, quien desde mañana intentará romper tres récords Guinness de vuelo con traje de alas, los de distancia horizontal durante caída libre (14,04 millas), tiempo en caída libre (seis minutos) y distancia total recorrida (16,06 millas).

Flórez, apoyado por Coldeportes, Indeportes Antioquia, la división de aviación del Ejército Nacional y la Asociación de Damas Protectoras del Soldado, realizará esta hazaña como homenaje a los militares colombianos heridos en combate, “quienes son unos verdaderos héroes y un orgullo para nuestro país”.

Jhonathan se enamoró del paracaidismo desde muy niño, pero apenas a los 13 años realizó su primer salto, en compañía de un instructor. “Ya como a los 20 ó 21 comencé en serio”, cuenta antes de lamentar la falta de apoyo a esta actividad en Colombia, lo que lo obligó a irse a los Estados Unidos, donde es instructor y realiza actividades complementarias con disciplinas innovadoras como el XRW, Cross Relative Work, que mezcla el vuelo en paracaídas y el de trajes con alas.

“Esta es mi vida y soy muy feliz. Si tuviera más plata no me la gastaría en carros o casas, ni siquiera en ropa, sino en volar”, dice emocionado Jhonathan, para quien cada salto es como un hijo.

Su pasión por las alturas le ha permitido viajar por todo el mundo y conocer paisajes espectaculares, entre los que recuerda especialmente The Eiger, en los alpes suizos; el Troll Wall, en Noruega, y el Dent de Crolles, en Francia, lugares en los que se ha “purgado el alma”, como califica los saltos, “oportunidades de sentirse libre, vivo y realizado”.